• Lunes, 22 Julio 2019

El director que siempre quiso serlo

El pasado 28 de junio se celebró en el CEO Villa de Autol, la fiesta de jubilación del que ha sido durante más de 20 años, el director del colegio de Autol, Roberto González Guillén.

Han sido cuarenta años de servicio, dedicados casi exclusivamente a los alumnos de Autol.

Primero como profesor de Pedagogía Terapéutica, fue un defensor de la integración de alumnos con necesidades educativas en la escuela. Después como jefe de estudios, profesor de matemáticas y como director; el objetivo principal de Roberto siempre ha sido siempre el de-sarrollo integral de los alumnos, tanto en lo académico como en lo personal.

Ha estado siempre ahí para guiar, acompañar, animar, estar pendiente, resolver y tirar del CEIP Alberto Martín Gamero primero, del CEIP Villa de Autol después, y por ultimo del CEO Villa de Autol.

Consiguió, como así se lo reconocieron en la jubilación los que fueran alcaldes de Autol y Director General de Educación de La Rioja en ese momento, un colegio nuevo. Pero no se conformó con eso, logró que los alumnos de Autol se quedaran estudiando en el pueblo hasta los 16 años, convirtiendo al centro en el único CEO de La Rioja, en el CEO Villa de Autol.

Ha sido un trabajador incansable, siempre quiso lo mejor para toda la comunidad educativa del centro, porque una cosa supo transmitir y vivir plenamente, y es que en el CEO Villa de Autol, todos los que formamos la comunidad educativa, somos igual de importantes y necesarios para el buen funcionamiento del centro.

A su fiesta de jubilación, celebrada en el patio interior del centro, acudieron, además de su familia, el Sr. Consejero de Educación, D. Alberto Galiana, el Subdirector de Educación, D. Antonio Mendaza, miembros de la Inspección Educativa de la Consejería de Educación, los alcaldes del Autol que han estado mientras ha sido director del colegio, alcaldesa y concejal de cultura actuales, antiguos compañeros de profesión y toda la comunidad educativa de este último curso 2018/2019.

El acto comenzó a las siete y media de la tarde y después de que se le dedicaran unas palabras por parte de las personas correspondientes y se le entregaran unos detalles, descubrió una placa en el interior del centro en la que queda reflejada la gratitud y reconocimiento por parte de todos a su labor y dedicación, a su entrega y trabajo para que el CEO Villa de Autol sea hoy lo que es.

Desde el centro educativo que el próximo año no pisará ya como docente le desean mucha suerte en esta nueva etapa, en la que no le faltarán cosas y tareas para hacer. Las puertas del CEO Villa de Autol siempre estarán abiertas para él.

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *