• Jueves, 19 Septiembre 2019

Apagón global

CRÓNICA PATROCINADA POR IMBIPA

Batería cargada a tope. Móvil casi nuevo y sin embargo cuelgas una foto y otra y ninguna sube a Instagram. No sabes muy bien que pasa hasta que no llegas a las horas a casa y empiezas a leer que ha habido un apagón global en las redes sociales.  Dos partidos por delante en La Planilla. Situación perfecta para conseguir antes de Semana Santa el objetivo. Con 40 puntos en la mochila. Pero el equipo hizo pluf. Ni una foto subida a Instagram. Apagón global.

Nadie hubiese acertado el resultado en los quince primeros minutos de partido. El Calahorra salía enchufado. Quizás demasiado. Los partidos duran 90 minutos y hay que saber dosificarse. La alineación, de nuevo, nueva. La defensa inédita por la sanción de Cristian tras darle un puñetazo a una puerta en Langreo. Caro nos ha salido el puñetazo. Y dos nueves. Salió bien en Gijón pero eran otros jugadores. Para nuestro gusto Manjón y Ubis se estorbaron. El logroñés venía de quince días sin jugar quizás hubiese sido mejor guardarlo para la segunda parte y sacar a Carrilero de inicio. Pero el míster es el que manda y él decide los once cada semana.

El partido empezaba con polémica. Otra vez y ya van… Da igual esta vez no era eximente. El Calahorra después de esos 20-25 minutos hizo pluf y sólo Zabal (que nos salvó de una goleada), Almagro, Yasín y en ocasiones Sergio Martínez destacaron para bien en los minutos siguientes.

Gol de los asturianos en minuto de esos psicológicos. Sin hacer mucho en la primera parte se iban con una renta sobrada.

La segunda parte fue para olvidar. Se mejoró con la entrada de Emilio, Carralero y Samuel pero por mucho que Yasín y Sergio Martínez centraban nadie lograba rematar. Y en trabajo ofensivo de los laterales se pagaba luego en defensa. El Sporting volvía a marcar. Poco ritmo, poca chispa, poco de nada.

El gol de Samuel daba alas para pensar en la remontada y el equipo lo intentó pero con las ideas muy poco claras. Parece que sólo está el recurso de las bandas y no se prueba nada más. Así en el momento que no centras bien o que no encuentras rematador todo termina en manos del portero contrario. En un contragolpe llegaba el tercero del Calahorra y la noticia que corre por las redes es más el comentario de Miguel Sola que el partido.

En rueda de prensa el mister dedicaba un minuto de más de doce de rueda de prensa a la afición. Explicaba que el público de Langreo levantó al equipo el pasado fin de semana cuando más lo necesitaba y que echó de menos eso hoy en La Planilla. Quizás debería haber entonado antes algún mea culpa por el planteamiento del partido o por la alineación inicial, en eso estamos de acuerdo, pero también en que Sola tiene parte de razón.

La Planilla (siempre descontando a la Crianza Rojilla que no deja de animar de principio a fin) es un campo habitualmente frío. Es verdad que otros campos de esta segunda B son auténticos desiertos y que hay jugadores que oyen su eco en campos como Urritxe, Gobela o Sarriena pero La Planilla está llena cada fin de semana y no explotamos ese arma tan valiosa casi nunca. Eso es lo que yo le he entendido a Miguel Sola y estoy totalmente de acuerdo con él. A mi lado un grupo de 5 o 6 personas han estado toda la segunda parte, incluso con el 1-2 y viendo la remontada posible, criticando a Sola por lo bajines porque saca a uno u otro jugador, porque este no corre, porque el otro hoy no estaba haciendo nada, o porque el de más allá es el que tiene que salir cada fin de semana. A riesgo de que nos corráis a gorrazos creemos, y lo hemos dicho muchas veces, que a veces el equipo es el que levanta en pie a la afición pero que hay veces que la afición también debe llevar al equipo en volandas, si no las victorias a domicilio no serían tan valiosas. Jugar en casa con un campo como La Planilla debe notarse. Y nos quedan partidos de esos así que por lo menos hay que intentarlo.

 

 

Aquí tenéis sus declaraciones

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *