• Sábado, 30 Mayo 2020

Ayer se registraron once denuncias por ‘cruzar’ el Ebro

Especialmente desde el pasado fin de semana han sido muchos los controles que se han puesto en la ‘frontera’ entre Calahorra y San Adrián para evitar el acceso de una a otra comunidad que de momentos siguen prohibidos por la crisis sanitaria del COVID-19. Son muchas las relaciones laborales y personales que existen entre los dos municipios pero también es verdad que las limitaciones para el paso son claras: sólo puede pasarse por motivos laborales justificados o por motivos sanitarios o de cuidado de personas dependientes.

Al parecer esto no estaba siendo así por eso ayer la Policía Foral interpuso un total de once denuncias por movilidad interprovincial entre estas dos localidades; denuncias a calagurritanos y denuncias a adrianeses que no pudieron justificar el paso de una a otro comunidad.

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *