• Martes, 04 Octubre 2022

Conductas alteradas

FICHA

Compañía: Producciones Rokamboleskas

Texto y dirección: Natalia Mateo

Intérpretes: Ana Morgade, Canco Rodríguez, Ángela Chiva y Paloma Porcel.

Duración: 90 minutos

CRÓNICA: Javier Gutiérrez

“La vida son ciclos. A veces, los proponemos y a veces llegan sin más”. No son palabras del que suscribe, son expresiones entresacadas de la cuenta de Twiter de Natalia Mateo, autora y directora de la función CONDUCTAS ALTERADAS, representada en el Teatro Ideal el día de nuestros Santos Patronos. Así se expresaba en su cuenta siete horas antes de la representación en Calahorra.

No se me ocurre mejor comienzo para esta sección inaugural que propone Revista RESERVA. En las palabras de Natalia se refleja lo que ha supuesto para ella y, me atrevo a decir, para todo el elenco- tanto los de escena como de bambalinas – el montaje de CONDUCTAS ALTERADAS.

En el teatro Ideal, con lleno hasta la bandera como dirían los taurinos, se representó la comedia propuesta por PRODUCCIONES ROKAMBOLESKAS. Ver el Teatro Ideal repleto, con un público ansioso y expectante por la propuesta escénica de la productora, directora y actores, ya aventuraba una gran noche de teatro.

Recuerdo una atmósfera parecida en la función de GORDAS. Atmósfera de ver teatro, atmósfera de encajar la pieza teatral en la vida cotidiana, atmósfera de sentir y acompañar a Nacho Guerreros, calagurritano de pro y siempre paisano de sus vecinos.

CONDUCTAS ALTERADAS es una comedia fresca, actual, ágil y de fácil digestión. Con notable interpretación de actores y de diálogos rápidos, llenos de comicidad y sencillez. Si a ello le sumamos su contenido de rabiosa actualidad, su verdad en la lucha diaria de parejas con hijos, con propuesta reflexiva en el entendimiento de la educación, sin engañar a nadie, sin ridiculizar -palabras de la autora del texto- nos encontramos ante una propuesta de entretenimiento puro. Tarea nada fácil. Entretener y hacer factible el entretenimiento es una acción teatral muy compleja. La función transcurre en parámetros de humor, de sensibilidad, de buen hacer por parte del equipo actoral -capítulo aparte- de interpretaciones muy gestuales -a veces repetitivas- y de fuerte calado en el público.

Natalia Mateo construye un texto donde los actores, especialmente Ana Morgade y Canco Rodríguez en sus papeles de matrimonio en crisis, se desenvuelven como pez en el agua. Quizá en las primeras escenas se notó cierta responsabilidad. Responsabilidad que superaron con creces según avanzaba la función. Mención destacada la ‘actuación improvisada’ de la Morgade ante el incidente de apagón escénico que sufrió el teatro durante la representación. Sin duda, este incidente supuso un crecimiento de los actores. El discurrir de la función fue más que notable. El público agradeció las improvisaciones y los guiños o recursos mostrados sobre todo por los actores principales.

Brillantes fueron los pasajes de Thermomix y el enlazado de nombres de ciervos disertado por Ángela Chico en su papel de Aitana. Su corta pero resolutiva intervención arrancó los primeros aplausos.

Todo ello apoyado en un escenario inclinado e inestable, augurio de los tiempos a representar por el matrimonio. Con una propuesta de iluminación sencilla, sin cambios ni alardes, con gags perfectamente encajados, con movimientos de actores amplios y muy libres y con un discurso claramente de “pasar un buen rato”; la función consigue su propuesta de salir con sonrisa del teatro. El respetable así lo entendió y así lo agradeció en los saludos finales.

He seguido muy atentamente la carrera profesional de Nacho Guerreros. Mantengo el recuerdo de su enorme interpretación en BENT -premio de la Unión de Actores- . Admiro su papel en JUGUETES ROTOS, de reciente representación en Haro. Calagurritano de honor en el año 2012 y actor de oficio. Nacho no sólo es actor afamado, también es productor desde el año 2016. Nuevo “oficio” que sumar a sus dotes interpretativas. Ser productor en estos tiempos que corren tiene su mérito. Sólo me queda desear a PRODUCCIONES ROKAMBOLESKAS y, especialmente a Nacho, la mejor de las suertes. Tu compromiso con las artes escénicas está fuera de toda duda.