• Lunes, 22 Julio 2019

Cuando todo sale mal

CRÓNICA PATROCINADA POR IMBIPA

 

Era día de fútbol en La Planilla. El Bilbao Athletic se desplazaba hasta Calahorra para jugar el antepenúltimo partido de liga con la posibilidad de que los calagurritanos se metiesen en Copa pero todo salió al revés. La peña de Athletic en Calahorra recibía homenaje y todo apuntaba a una gran tarde de fútbol.La primer media hora de partido fue del Calahorra. Miguel Sola repetía por primera vez alineación en toda la temporada. Salió bien en Irún y se intentaba que también saliese bien en La Planilla. El equipo tuvo un par de ocasiones que desperdició pero todo parecía ir encarrilado hasta que llegó el penalti en contra del Calahorra. Un penalti que protestaba el público de la grada de la Crianza Rojilla y que paraba Natxo Zabal en una magistral acción que le salía cara al equipo. El portero local se lesionaba (está a la espera de saber si solo se ha salido el dedo de la mano o hay rotura). Natxo aguantaba hasta el descanso y llegaba uno de los momentos esperados por los aficionados rojillos: la vuelta de Gonzalo debajo de los palos.

Segunda parte para olvidar. Nada salió como debía salir. El equipo empezó a no trabajar bien por la bandas y El Centro del campo perdió balones incomprensibles. Marcas abandonadas y errores provocaron los dos primeros goles de los rojiblancos. No hay que olvidar que son jugadores que están a un paso de dar el salto a Primera y a los que la calidad les sobra.

Pero lo peor estaba por llegar. Tras una embestida de un jugador visitante Gonzalo caía al suelo. En más de la mitad del campo nadie sabía qué era lo que pasaba. El jugador intentaba continuar después de más de diez minutos de asistencia médica pero en seguida pedía el cambio. Una importante brecha en el codo que necesita de sutura y mareos por el dolor, además de un fuerte golpe en el costado que seguramente necesitará de una placa. Malas noticias para el equipo rojillo que veía como Cristian tenía que coger la camiseta 13 para ponerse debajo de los palos.

El 0-3 lo menos importante del partido. El aficionado se va con la preocupación de como están sus porteros, especialmente Gonzalo, cuya lesión parece más grave. Un partido para olvidar. Para seguir trabajando a partir de mañana. La derrota en el último minuto del Amorebieta aún no da posibilidades en Copa… no todo podía ser tan malo.

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *