• Jueves, 28 Octubre 2021

El Calahorra pierde por la mínima pero con buenas sensaciones

Pudiera parecer que ya era un partido de temporada, especialmente por el numeroso público que se acercó hasta La Planilla para ver al Calahorra ante un equipo de categoría inferior; pero Diego Martínez volvía a La Rioja a la que hasta hace unos meses fue su casa y eso fue uno de los ingredientes que animó al aficionado calagurritano.

Las cosas no empezaron bien para el equipo rojillo que en el minuto 6 era batido en una jugada a balón parado (uno de los puntos débiles del equipo según confirmó tras el encuentro el mismo entrenador calagurritano,  Eduardo Docampo). Agus Alonso ponía el 0-1 tras cabecear un saque de esquina.

Después de eso el equipo rojillo remó con todas sus fuerzas para conseguir el empate en unos minutos de un ritmo intenso y ocasiones claras para los rojillos que no tardarían en poner las tablas en el encuentro en un contragolpe en el que Carlos Vicente ponía en balón dentro de la portería contraria. El Calahorra se hizo entonces con los mandos del partido con jugadas de estrategia y varios ataques explosivos que bien pudieron poner al equipo por delante.

Los numantinos salían tras el descanso con numerosos cambios, una rotación que los calagurritanos esperaron a realizar en el minuto 60. A partir de ese momento las tornas cambiaron y aunque el Calahorra tuvo dos ocasiones importantes, en el minuto 65 los visitantes volvían a marcar. Allyson definía a la perfección tras una gran acción de Mario Otero.

Siguió intentándolo el Calahorra a con el arnedano Jorge Martínez de delantero centro que contó con dos ocasiones, una de ellas de cabeza que se fue arriba. Al final 1-2 con muy buenas sensaciones para los aficionados rojillos.

Un partido de intensidad del que Eduardo Docampo salía satisfecho a pesar del resultado. “El problema serio lo tenemos con los balones aéreos, lo demás son detalles pequeños que vamos solventado poco a poco”, decía tras el encuentro. “Ha sido un partido muy intenso que hemos manejado bastante bien, los jugadores necesitan ese tiempo para llegar al inicio de temporada en condiciones porque hemos visto que ya a los 60 minutos algunos jugadores iban cayendo en intensidad, hay que ir mejorando  y eso sólo se consigue con minutos”, decía.

“Los chicos han estado fortísimos, ha sido un partido exigente y muy bonito de ver para el aficionado, hemos estado muy fuertes, nuestros ataques son de mucha velocidad y muy explosivos y lo que tenemos que controlar es que no nos ataquen a la vuelta, es uno de los puntos a mejorar”. “Los chavales están peleando muy fuerte y con mucha ganas cada día, llegan mejor de lo que esperaba en estos momentos de la pretemporada”, finalizaba.