• Jueves, 28 Octubre 2021

El puente de El Pilar; con la casa a cuestas

El área para caravanas en Calahorra se puso en marcha en plena pandemia. Un año de historia en el que las restricciones de los últimos meses casi no habían dado posibilidad a que el entorno, ubicado en el aparcamiento de la Catedral, se llenase hasta ahora. Pero con la llegada del puente de El Pilar, sin casi restricciones, la imagen que han podido ver los calagurritanos estos días ha sido de auténtico llenazo. Al menos una treintena de caravanas han pasado estos días por la ciudad en su mayoría atraídos por uno de los recursos más importantes de la misma: Tierra Rapaz, pero dispuestos a disfrutar del entorno de la zona e incluso de la ciudad.

La mayoría en familias o en pareja llegaban hasta Calahorra estos días dispuestos a disfrutar de unos días de naturaleza, turismo rural y descanso. “Hemos venido a Tierra Rapaz y ya de paso esta mañana hemos ido en bici al pantano y esta tarde al cine en Calahorra. Ayer cenamos en un restaurante de la ciudad y la verdad es que se come muy bien”, comentaba una de las parejas que estos días disfrutan del área de caravanas en Calahorra con sus hijos. Llegan del País Vasco, como una gran parte de los que se encuentran estos días allí.

“El turismo en autocaravana tiene mucha tradición en nuestra zona y con el tema de la pandemia ha ido a más, al fin y cabo aquí vas en tu casa”, comentaban. “Es un turismo que además reparte mucho el gasto que hacemos porque te permite hoy comer en un sitio y mañana cenar en otro”, explican. “Hoy mismo he comprado el pan y he tenido que ir al super a por unas cosas que nos faltaban porque de casa sacamos lo mínimo y vamos comprando allá a donde vamos”, cuenta.

Otra de las familias también llega de Guipúzcoa. También han pasado por Tierra Rapaz y además por las huellas de los dinosaurios en el Alto Cidacos. Mañana su plan es hacer parte de la Vía Verde y visitar la ciudad. “A través de la aplicación vimos que había en Calahorra área de caravanas y no nos lo pensamos, ya teníamos plan para el puente”, cuentan. “Algunos dicen que este tipo de turismo es de perroflautas pero la caravana que llevamos es de 80.000 euros; es un turismo que deja dinero, sin duda”.

Sobre el área, los visitantes destacan la gratuidad de todos los servicios: vaciado, llenado, agua… “Lo único que le falta es un poco de sombra pero por lo general está bastante bien, se agradece que de vez en cuando ves cómo da una vuelta la Policía Local o la Guardia Civil. Además, está al lado del parque que es un entorno muy bonito para los que vamos con niños”, cuentan.

En La Rioja, en la actualidad hay áreas para caravanas en diferentes municipios como Arnedillo, Baños de Río Tobía, Casalarreina, Cervera, Hormilla, Logroño, Sajazarra, San Vicente de la Sonsierra o Santa Engracia; una forma diferente de hacer turismo que también ha llenado de visitantes estos días la comunidad.