• Jueves, 21 Noviembre 2019

Habrá que esperar…

 

CRÓNICA PATROCINADA POR IMBIPA

Los rojillos viajaban a Langreo con la intención de puntuar y acercarse más a esos cuarenta y… (quién sabe) puntos que otorgan la tranquilidad de verse con la salvación en las manos. La intención era clara y así lo demostró Miguel Sola con un once eminentemente ofensivo. Gran potencial delante, el centro del campo habitual con Parla, Goñi, Almagro al que se sumaba Manjón y defensa de cuatro con un Etxaide que llegaba al partido por los pelos tras una semana con anginas y fiebre.

Primera parte de las buenas, el CDC lo intentaba desde el principio con llegadas constantes. Se veía a un puñado de kilómetros de distancia que el gol iba a llegar en un momento u otro. Y llegaba tras una mano de la defensa asturiana en una pena máxima que transformaba Parla. 0-1 y tiempo suficiente para soñar.  En esos momentos 43 puntos y la permanencia más cerca que nunca.

Pero el descanso pareció no sentarles bien a los rojillos o demasiado bien a los asturianos. Aunque la primera ocasión clara llegó de las botas de Carralero que pudo sentenciar el partido, nada tuvo que ver la primera con la segunda. Más intensidad de los asturianos que consiguieron meter al Calahorra en su área en los segundos 45 minutos. El Calahorra sufría y perdía balones de forma inexplicable, Zabal salvaba dos ocasiones claras. De una de estas pérdidas llegaba el empate y después de un penalti no muy claro (Cristan y Echaide que estaban encima de la jugada dicen que es inexistente) llegaba la remontaba asturiana.

Aún había tiempo. Miguel cambió el sistema y debutó Sergio Martínez para pasar a tres centrales y dos carrileros. Y Yasín volvió a crear varias ocasiones importantes (no olvidaremos esa carrera por la banda sorteando incluso al linier). El mejor de los rojillos. Pudo llegar el empate. Mano clarísima dentro del área del Langreo que esta vez el árbitro decidió no pitar.

Sin puntos para casa pero con la cabeza puesta ya en los dos próximos encuentros. Es vital sacar los puntos de La Planilla contra el Sporting y el Vitoria. Sería conseguir 46 puntos; más que suficientes para la permanencia antes de Semana Santa y poder así ver el partido contra el Real Unión de una forma totalmente diferente.

Dos grandes jornadas por delante que esperan a los aficionados rojillos. Son días de fiesta, Mercaforum, Semana Santa pero La Planilla debe convertirse en un fortín para celebrar cuanto antes el objetivo inicial y poder mirar quién sabe hacia donde.

 

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *