• Sábado, 15 Agosto 2020

La policía local interpone 90 denuncias por no llevar mascarilla esta última semana

Aumentan las denuncias por no llevar mascarilla en Calahorra. Si la semana pasada eran en torno a setenta las que se habían interpuesto, esta semana llega el número a las noventa. La policía sigue recordando que es obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento.

Entre el resto de actuaciones de la policía local, una patrulla se ve obligada a frenar bruscamente para evitar la colisión con otro turismo que circulaba por el sentido contrario. Se identifica a su conductor y es denunciado. Además, se le realiza una prueba de drogas al manifestar que ha consumido, arrojando un resultado positivo en opiáceos; por lo que también es denunciado.

Además un ciudadano informa de que un vehículo ha sufrido un accidente en la avenida de Valvanera. Personados los agentes de una patrulla, observan un turismo que se ha golpeado con un banco de piedra, no produciendo daños en el mobiliario. Inicialmente, se realiza una prueba de alcoholemia al conductor, dando un resultado negativo y tras realizar una prueba de drogas, arroja un resultado positivo en anfetaminas; por lo que es denunciado y se realiza el atestado.

Una patrulla ayuda a una persona agredida y amenazada por su pareja. Se le acompaña para reconocimiento médico y posteriormente a presentar la denuncia correspondiente.

Los agentes de una patrulla ayudan a un señor de 50 años que se había caído en la calle Doctor Fleming presentando una herida sangrante en una ceja. Se persona la ambulancia que lo traslada al Hospital.

Se recibe una llamada dando cuenta de que en Avenida de la  Estación hay una fiesta cuyo ruido trasciende hasta la calle. Personada la patrulla, se comprueba que desde dicho piso transcendían a la calle ruidos de gritos, voces, cánticos y música en tono elevado, por lo que se llama al citado piso y denuncia a su morador por incumplimiento de la Ordenanza Municipal.

Se recibe una llamada informando de que en la calle Basconia se encuentra un vecino con música a todo volumen y causando molestias. Personados los agentes de una patrulla comprueban la veracidad de lo manifestado, procediéndose a la denuncia de la moradora del citado piso por Ordenanza Municipal.

Se recibe una llamada de SOS Rioja en la que se comunica que se enviaban a los Bomberos a la Plaza Comuneros de Castilla por un aviso de humo en una bajera. Personados los agentes de una patrulla comprueban que se había producido un conato de incendio entre unos plásticos, el cual es rápidamente sofocado por los bomberos, no resultando afectados ni la bajera ni el resto del edificio.