• Viernes, 01 Julio 2022

Logroño y Castañares, Anguciana, Cuzcurrita y Santurde primeros municipios en vacunar a sus peques

El Gobierno de La Rioja, a través de las Consejerías de Salud y de Educación, Cultura, Deporte y Juventud, iniciará este miércoles el proceso de vacunación en los centros educativos al alumnado riojano de edades comprendidas entre los 5 y los 11 años.

Los cuatro primeros centros en los que se va a llevar a cabo la vacunación son los CEIP San Pío X, General Espartero; y el Colegio Divino Maestro en Logroño, así como el CRA Valle Oja-Tirón, que agrupa al alumnado de Castañares de Rioja, Anguciana, Cuzcurrita y Santurde. Estos cuatro centros abarcan un total de 586 alumnos y alumnas de estas edades.

Desde ambas consejerías se ha remitido a los centros educativos y familias las correspondientes cartas de consentimiento para que los menores de edad puedan recibir la vacunación, así como toda la información relativa al proceso. Desde el día de mañana se inicia un proceso que tendrá continuidad en los diferentes colegios de la región en el periodo lectivo y en el punto fijo e vacunación del CIBIR que se habilitará durante las vacaciones de Navidad, de cara a no interrumpirlo.

Esta acción centra la vacunación en los propios centros educativos como mejor opción y lógica después de décadas de experiencia en campañas de vacunación infantil en los colegios, a la vez que acudir a los propios centros facilita el acceso de las familias al proceso de vacunación para alcanzar la mayor cobertura posible.
La previsión es haber administrado la primera dosis de la vacuna pediátrica a alrededor de 23.000 niños de entre 5 y 11 años a mediados de febrero.

A partir de ese momento, se procedería con la administración de las segundas dosis que se hará a partir de las ocho semanas, tal y como ha determinado la Comisión de Salud Pública. El proceso remarca la importancia de proteger a los menores de estas edades no sólo de la enfermedad en su faceta aguda, de la que en absoluto están exentos, sino también ante posibles afecciones a futuro y frente al síndrome de COVID persistente; y reducir igualmente la transmisión en el entorno familiar, educativo y social.

Asimismo, se inicia además en un momento en el que dos de cada tres casos de alumnos notificados con positivo por COVID se ha producido en lo que va de curso en el ámbito de educación Primaria, que es el que se busca inmunizar ahora.