• Viernes, 01 Julio 2022

Los bares no podrán abrir en Calahorra, Arnedo y Rincón de Soto

El lío está servido. La sentencia del TSJR sobre el decreto que limita las actividades en Calahorra, Arnedo y Rincón de Soto ha traído de cabeza a los hosteleros a lo largo de la tarde. Entre el lenguaje judicial y las posibles interpretaciones nadie sabía si podía abrir a no a lo largo del fin de semana.

La realidad es que cada vez que se emite un BOR de estas características, el gobierno de La Rioja lo remite al TSJR para que éste lo avale. Ese tribunal sólo puede avalar las medidas que afecten derechos fundamentales, es decir, el cierre total de negocios o la movilidad de las personas, por ejemplo. No puede entrar en otra serie de circunstancias como es la regulación de los establecimientos de hostelería.

El primer párrafo de la nota que explicaba la sentencia fue el que llevó al error a muchas personas.

“La Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJR ha ratificado hoy las medidas preventivas acordadas por el Consejo de Gobierno el pasado 29 de septiembre para los municipios de Arnedo, Calahorra y Rincón de Soto salvo las medidas que se refieren al cierre de zonas comunes y suspensión de actividades en establecimientos de hostelería y restauración”

Pero esa excepción no quería decir que no las avalase sino que no entraba ni siquiera a valorarlas porque no están dentro de su competencia. Los bares y restaurantes no pueden abrir a excepción de los servicios de terraza y de reparto a domicilio.

El resto de las medidas eran ratificadas en virtud de los informes epidemiológicos sobre la incidencia acumulada y casos diagnosticados en dichos municipios y por los datos sobre la presión hospitalaria aportados. Pero en la de la regulación de la hostelería ni siquiera entraba.

Después del lío montado… la conclusión es que las medidas siguen en pie, que los bares y restaurantes no pueden abrir en sus interiores.