• Lunes, 29 Noviembre 2021

Los coordinadores COVID; claves en este curso

El director general de Gestión Educativa, Emilio Izquierdo, y el responsable de la Inspección Médica de Educación y de la Unidad COVID Itinerante, José Ignacio Aguado, mantuvieron ayer un encuentro de trabajo con el aproximadamente medio centenar de coordinadores y coordinadoras COVID de los centros educativos de La Rioja. Juntos han avanzado en las pautas y el detalle de los protocolos del Plan de Contingencia establecido para este curso, así como en los mecanismos de trabajo para la gestión de los casos positivos en las aulas. Izquierdo y Aguado han valorado que “la situación es netamente más favorable que en el inicio de curso pasado, pero igualmente surgirán los casos positivos, por lo que no debemos bajar la guardia y seguir actuando con cautela y rigor”.

El nuevo curso escolar ha arrancado en La Rioja sin incidencias reseñables ni imprevistos, y al igual que ya sucediera el año pasado, lo ha hecho en unos centros educativos preparados y adaptados para el cumplimiento de las condiciones de seguridad. Izquierdo y Aguado han recordado las pautas del Plan de Contingencia general, que dan continuidad a criterios ya establecidos el curso pasado en lo relativo al uso obligatorio de mascarilla, distancia de seguridad o grupos de convivencia estable, con algunas novedades como la rebaja de la distancia a 1,2 metros o la flexibilización de grupos de convivencia a mismos niveles para la realización de determinadas actividades. La Consejería mantendrá asimismo medidas como los llamamientos con carácter diario para cubrir las bajas o el suministro permanente de material de seguridad a los centros.

Del mismo modo, la propia extensión de la vacuna entre todo el personal docente y en la mayoría del alumnado a partir de los 12 años de edad, permitirá ahora una mayor flexibilidad en la gestión de los casos positivos para reducir las situaciones de cuarentena.

La Rioja contará en este curso con un total de 196 coordinadores y coordinadoras COVID en los centros educativos. Esta figura, ya implantada el curso pasado, es el enlace directo de cada centro con la Consejería, a través de la Inspección Médica

Educativa, para la gestión en tiempo real de los casos positivos por COVID, así como las consultas relacionadas con la situación sanitaria y el día a día de los centros. Desde la Consejería se les ha agradecido igualmente la labor desarrollada el pasado curso, una de las claves que explican la agilidad en el cumplimiento de los protocolos y la atención inmediata de los casos positivos.