• Domingo, 27 Septiembre 2020

Peligro y guarrada: los guantes, directos a la basura

Los guantes o las mascarillas contagian por contacto, como cualquier fómite (material sin vida que puede ser vehículo de trasmisión de un patógeno). Su manipulación supone un riesgo importante de contagio. Es de sentido común no tocarlos, por eso además de ser una marranada es peligroso no desechar adecuadamente las mascarillas y los guantes.

Ya son varios los vecinos que nos han mandado fotos con guantes y mascarillas por el parque del Cidacos. Un lugar en el que la gente va a pasear o a hacer deporte.

Directos a la basura

Desde el primer momento, las autoridades sanitarias han recomendado deshacerse de mascarillas y guantes, así como todo el material que haya estado en contacto con enfermos y sus cuidadores, tirándolos al contenedor de basura de restos orgánicos porque no están fabricados con materiales biodegradables y no se pueden reciclar. Hay que quitárselos con las recomendaciones de manipulación adecuada y meterlos en una primera bolsa de plástico herméticamente cerrada que luego debe introducirse en una segunda antes de echarse a la basura. Es decir, deben estar protegidos doblemente.