• Lunes, 06 Julio 2020

Pintadas en las sucursales de CaixaBank en Logroño y Calahorra

Las sucursales de CaixaBank de Logroño y Calahorra han amanecido estos días con pintadas de protesta relacionadas con el champiñón riojano.  Así, ambas oficinas bancarias han aparecido con graffittis con la frase ‘La Caixa hunde el champiñón riojano’ y decenas de champiñones tirados a las puertas de las oficinas.

La relación de CaixaBank con el sector champiñonero terminó el pasado mes de enero cuando la dirección del Grupo Riberebro tomaba el control accionarial en una operación que buscaba fortalecer y garantizar los vínculos del proyecto empresarial con el tejido económico y social de La Rioja y Navarra. Tras cinco años en la mayoría del capital en los que había impulsado y acompañado la reordenación y el reenfoque estratégico y de negocios del Grupo, Caixabank cedía a principios de año el testigo a Riberebro.

Una vez salió CaixaBank de Riberebro se empezó a negociar el divorcio entre la empresa y la sociedad agraria ubicada en Autol; unas negociaciones que según fuentes del sector están siendo mucho más duras ahora que CaixaBank no tiene el control de la empresa, que recayó en manos del grupo que incluye marcas como La Gvtarra, JAE y Viter

La unión entre las dos grandes productoras de champiñón de La Rioja llevó en septiembre de 2011 a través de una ‘joint venture’ pero desde hace tiempo Eurochamp se sentía más un mero proveedor que un aliado, como se pretendía desde un principio.

Eurochamp terminó el mes de enero con la intención de elevar a la Justicia el conflicto que le sigue enfrentando con Riberebro. La idea de Eurochamp es recuperar la comercialización que le cedió en el 2011 cuando ambas partes suscribieron una alianza que les convirtió en el segundo mayor operador europeo del sector y el tercero a escala mundial.

Francisco Sáenz, presidente de la asociación de Cultivadores del Champiñón de La Rioja, Navarra y Aragón ha asegurado a nuevecuatrouno que “nosotros condenamos cualquier tipo de acto vandálico y entendemos que éstos han sido realizados por personas particulares y que está enmarcado dentro de las duras negociaciones de divorcio entre Eurochamp y Riberebro”.

Desde CaixaBank condenan todos los ataques vandálicos a sus sedes y la violencia como forma de llegar a cualquier acuerdo entre diferentes partes.

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *