• Lunes, 25 Marzo 2019

Precaución con la montaña

El EREIM de la Guardia Civil en La Rioja y la Unidad de Helicópteros realizan dos rescates durante el fin de semana.

* Las actuaciones se llevaron a cabo en el cortado Los Tubos y en el Pico Cabeza Parda, del término municipal de Valdezcaray

* En la primera, un varón de 37 años resultó herido grave tras precipitarse durante cuarenta metros en caída libre y cien metros ladera abajo

* En la segunda, un varón de 20 años con escasos conocimientos en montaña y falto de equipación, se quedó bloqueado en una placa de hielo mientras realizaba snowboard

 

Durante el transcurso del domingo día 24 de febrero, Agentes del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) de la Guardia Civil en La Rioja, con el apoyo de la Unidad Aérea de la Guardia Civil en el País Vasco, procedieron al rescate de un varón de 37 años y un joven de 20 años, ambos de nacionalidad española y residentes en Baracaldo y Hondarribia (Vizcaya).

El primer rescate se inició sobre las 12:12 horas. Agentes del EREIM que se encontraban realizando servicio de protección y seguridad en las pistas de Esquí de Valdezcaray, visualizaron como un montañero que realizaba travesía de montaña, se precipitaba por el cortado denominado Los Tubos, durante cuarenta metros en caída libre y cien metros ladera abajo hasta quedar inmóvil.

De manera inmediata los agentes accedieron hasta el accidentado y procedieron a realizarle los primeros auxilios, dado que presentaba múltiples contusiones, politraumatismos y varios cortes en la cabeza. Una vez llegó el helicóptero de la guardia Civil al lugar de la incidencia, agentes del EREIM con la ayuda de uno de

los pisteros de la estación, procedieron a introducir al herido en la aeronave que lo trasladó hasta el Hospital San Pedro de Logroño.

El segundo rescate se inició a las 15:30 horas. Responsables de la estación de esquí alertaron al EREIM sobre un esquiador que se había quedado bloqueado en una placa de hielo, mientras realizaba snowboard en el Pico Cabeza Parda.

Cuando los agentes del EREIM llegaron hasta el esquiador mediante el uso de piolets y crampones debido al mal estado de la ladera, comprobaron que se encontraba en perfectas condiciones, no pudiéndose llevar a cabo su evacuación a pie, al no tener el esquiador suficientes conocimientos en montaña y carecer de la equipación adecuada, por lo que se solicitó su traslado en el helicóptero de la Guardia Civil hasta el parking de la estación de esquí, desde donde partió por sus medios hasta su lugar de residencia.

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *