• Miercoles, 23 Septiembre 2020

Primera semana de agosto de la policía local: accidentes, denuncias y un perro abandonado

Como cada viernes la Policía Local de Calahorra ha pasado las actuaciones realizadas a lo largo de la semana anterior, la primera de agosto. Así en la nota se explica como se han atendido un total de 8 accidentes en el centro urbano en la mayoría de ellos sin heridos y en uno con el resultado de un atropello. Además en otro estuvieron implicados cuatro turismos y el conductor de uno de ellos dio positivo en el test de drogas por lo que se realizó el pertinente atestado.

Además también se ha procedido a denunciar por ruidos en dos ocasiones. La primera en la carretera Murillo donde se encuentran varios cuartos de jóvenes. Así a las 4.35 de la mañana se recibe una llamada telefónica en la que una persona se quejaba de ruidos y voces en una bajera de la Carretera de Murillo. Personada una patrulla, se comprueba que efectivamente hay voces y música que trasciende al exterior, por lo que se procede a denunciar al responsable por incumplimiento de Ordenanzas Municipales.

Sobre las 4.40 horas se recibe también una llamada en la que una persona informa sobre molestias por música elevada  en calle Mayor.  Personada una patrulla, se comprueba que efectivamente la música trasciende a la calle, por lo que se denuncia al causante por incumplimiento de Ordenanzas Municipales.

Por otro lado 14 personas han sido denunciadas por no llevar la mascarilla en la vía pública.

Además, se recibió una llamada telefónica de SOS Rioja informando de que se enviaba una ambulancia a Plaza de Europa para atender a una chica que se ha quedado paralizada y no puede caminar. Una vez acudió una patrulla y personada la ambulancia, la joven es trasladada al hospital.

También pendientes de los animales

SOS Rioja comunica la existencia de una cigüeña en la calzada junto al convento San José. Personada una patrulla, se encarga de recoger el ave y se hace cargo hasta que un responsable de La Fombera se hace responsable de ella.

Se recibe una llamada comunicando que en la Cuesta de la Catedral hay un perro atado a un árbol sin agua ni comida. Personada una patrulla de la policía municipal y comprueba lo citado, observando que el animal está muy delgado y desnutrido. Se revisa su chip y se comprueba que pertenece a un vecino de Calahorra que no puede hacerse cargo del mismo por las circunstancias en las que se encuentra el propietario. Por estos hechos se realiza un atestado por un posible delito de maltrato animal, se le presta atención veterinaria y se recoge en el nuevo Centro de acogida temporal de animales de Calahorra  (CATAC).