• Viernes, 05 Junio 2020

¿Qué queremos?

Es hora de empezar a hacer la carta a los Reyes. Los niños, y también los mayores, comienzan a ver los catálogos y a decidir qué es lo que van a pedir. La ilusión cuenta ¡y vaya si cuenta! pero también cuentan otras cosas. Al final uno ve las prioridades y las posibilidades y entre esas decide qué es lo que va a pedir en su carta. ¿Qué queremos? ¿Qué podemos pedir? Esa es la clave.

Ayer el CD. Calahorra jugaba en La Planilla. A priori contra un equipo que venía en horas bajas, después de perder una final a los penaltis, después de una prórroga… El equipo hizo una primera parte de las buenas. Se jugó bien, se creó peligro por las dos bandas, el centro del campo estuvo sólido, hubo ocasiones claras de gol. Claras de no ser por Pagola que fue el mejor del encuentro sin ninguna duda. Tres paradas dignas de destacar en la primera parte. Gol de Carralero con dedicatoria especial. Miró hacia arriba allá donde los abuelos nunca nos dejan de la mano. A la Pepa seguro que le habrá llegado la dedicatoria porque seguro que estaba pendiente de La Planilla y de su nieto.

Después una segunda parte para olvidar. Con los mismos jugadores. con el mismo planteamiento, sin decisiones técnicas de por medio. Excepto el poste de Kamal nada destacable en el equipo rojillo. Quizás los jugadores pensaron que con el 1-0 estaba todo hecho. Error. Pero un error entendible, asumible y del que debe aprenderse para próximas ocasiones. En tres días un equipo recupera, nos lo demostró un Tudelano, que se está jugando la vida, y que sacó el cuchillo, se lo metió entre los dientes, y luchó para sacar al menos un punto. Comprensible también, la situación del club navarro no es fácil, lleva muchos años en esta categoría y sabe como desenvolverse en esos puestos tan peligrosos que son los del descenso.

La noticia llegó con el silbido final del árbitro. Pitos, y pitos a los jugadores, esta vez no a Sola. A los jugadores. ¿Qué queremos? El Calahorra va sexto. Veinticinco puntazos. Cualquiera hubiese pedido ésto a los Reyes allá por agosto ¿o no?. Por encima la UDL y la Cultu que van un paso por delante de los demás y tres filiares de primera división. Ahí es nada. Por detrás equipos con presupuestos mucho mayores (el nuestro es de 785.000 euros para todo el club con un tercera, dos juveniles que van en los puestos que van y un femenino al que se le quiere dar la visibilidad y la importancia que se merecen las mujeres en el futbol) y con jugadores, a priori, mucho mejores: Barakaldo, Alavés B,  Osasuna B, Burgos, Salamanca (el mismo que se llevó a Ubis porque le pudo pagar lo que el Calahorra no podía)

Si el fútbol no fuese tan mágico como es deberíamos estar por debajo de ellos. Haber competido a la altura con estos equipos no quiere decir que los rojillos sean mejores. El equipo está por encima de sus posibilidades sin dudarlo. Entonces ¿qué queremos? Queremos juego de salón o jugar a lo que se juega en esta Segunda B. Queremos no perder partidos o queremos disfrutar con el juego… porque quizás todo no sea posible que nos traigan los Reyes Magos. Está claro que parte de la afición calagurritana quiere muchas cosas pero la carta es la carta y hay que pedir lo que de verdad deseamos. Nosotros pedimos que la afición no desfallezca, que siga animando hasta el último minuto, que sea crítica pero sin pitos a sus jugadores porque si esto pasa hoy que decir del día, que esperemos nunca exista, que el equipo esté en puestos de descenso. ¿Que queremos más? Sí yo también querría a un Mesi en mi equipo pero los Reyes se lo dejaron hace años al Barcelona.

 

 

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *