• Miercoles, 19 Junio 2019

“Queremos que se nos tenga más en cuenta”

Miguel, Inés, Rocío, Marta, Fabio y Juan nos hablan de cómo ven ellos a la juventud, por dónde pasa su futuro, cuales son sus expectativas…

Nos sentamos en el Mercadal, delante de una mesa, con unos Aquarius suyos y una caña mía. Es lo que hacen la mayoría de los viernes. Nos metemos durante algo más de una hora en su mundo, en sus conversaciones, en sus ideales, en cómo se ven dentro de unos años y cual es la percepción que tienen ellos sobre el mundo que les rodea. Son Miguel Lorente, Inés Falcón, Rocío Royo, Marta Berlanga, Fabio Caro y Juan Marín. Seis chicos de Primero de Bachillerato que acaban de terminar el curso y ya están con la cabeza puesta en sus merecidas vacaciones.

“Queremos que se nos tenga más en cuenta”, dicen cuando les preguntamos si creen que los ‘mayores’ estamos pendientes de lo que ellos opinan. “Nos preguntan mucho pero luego no nos hacen demasiado caso”, aseguran. “Nos ven muy pequeños para unas cosas y muy mayores para otras”, dicen.

Hablamos de estudios y todos lo tienen claro: su futuro pasa por irse fuera de Calahorra a estudiar, lo de volver… cada uno tiene una opinión. Reconocen que tienen ganas de vivir en una ciudad más grande pero también entienden Calahorra como una ciudad cómoda para vivir. “A mi me encantaría que mis hijos pudiesen criarse en una ciudad como Calahorra pero mientras no los tenga, si los tengo, viviré fuera”, dice Inés.

A falta de un año para tener que decidir, la mayoría aún no sabe que estudiará cuando vayan a la universidad. “Creo que se nos presiona demasiado con las notas, estamos todo el día pendientes de si nos va a dar la media o no, antes no era así, hay algunas carreras que tienen notas casi imposibles y estamos perdiendo talento por el camino”, comentan Marta y Rocío.

También hablamos con ellos de futuro. ¿Cómo se ven dentro de una década? “Pues trabajando en algo que realmente me apasione”, dice uno de ellos. Fabio lo tiene claro estará en alguna misión en cualquier país del mundo, su futuro pasa por las fuerzas armadas. No se plantean a priori no tener trabajo en diez años… o así, pero prefieren ni pensarlo. “Antes alguien podía no ser el mejor en algo y poco a poco ir ascendiendo hasta llegar a su objetivo, ahora si no te formas y sacas buenas notas es imposible y eso que cada vez hay más oferta educativa incluso fuera de la universidad”, dicen refiriéndose a los grados superiores de Formación Profesional.

Hablamos de ocio y nos sorprenden. “Siempre que se habla del ocio de los jóvenes se habla de bares pero no es así, creemos que falta otro tipo de ocio en la ciudad: una bolera, un lugar en el que hagan scape rooms…y también bares, por supuesto”, comentan.

Han oído hablar de la ronda calagurritana, de lo que fue el ocio nocturno calagurritano y no pueden creer que las cosas hayan cambiado tanto. “Antes teníamos los cuartos pero ahora con la nueva normativa tampoco hay muchos, así que no queda otra que muchos fines de semana tener que salir fuera de la ciudad”, nos explican. Pradejón en las cenas de Bachillerato, Azagra en la fiesta del Cocos, “en cualquier sitio hay más ambiente que en Calahorra”, comenta uno.

También dedicamos un tiempo a sus hobbies. Viajar, el deporte, estar con la cuadrilla y con los amigos… “A mi me gusta viajar pero al extranjero”, dice Marta. “Ya pero como en España no se come en ningún sitio”, le contesta Juan. “Además la forma de ser de los españoles es diferente a la del resto de los países”, dice Fabio. “Eso es por el calor”, asegura Inés. “Además lo importante es la compañía que lleves en el viaje”, comentan Rocío y Fabio. “La realidad es que todos los hobbies que tenemos son especiales porque los compartes con los amigos”, sentencia Miguel. Y es que la juventud es esa edad en la que los amigos son lo más importante. ¿Para qué quieren más?

El deporte también es importante para todos ellos. Los chicos el fútbol, las chicas el suficiente para mantenerse en forma. ¿Y eso? “Pues la verdad es que es raro pero los chicos siempre continúan con el fútbol y las chicas cuando llegamos a determinada edad o eres muy buena o casi dejas de practicarlo”, comentan.

¿Creen que la sociedad es machista?. Rotundidad de los seis. Sí. “”Es verdad que están cambiando mucho las cosas pero aún queda mucho por cambiar”, comenta Rocío. “Este año hemos hecho un trabajo sobre la diferencia salarial y la verdad es que no pensábamos al principio que era tan importante”, comentan. “Creo que, en algunos entornos, el problema es que se le da poca importancia a lo que opina una mujer. Si algo lo dice un chico parece que tiene más importancia que si lo dice una chica”, dice Inés. Creen que su generación será menos machista que la anterior. “Aunque se oyen cosas muy raras de control a través de los móviles y esas cosas”, comentan.

Y eso. Los móviles. ¿Se sienten esclavos del móvil? “Creemos que no”, dudan, aunque reconocen que no pueden salir de casa sin él. “Lo colgamos todo porque luego da mucho gusto volver a verlo y recordarlo” coinciden aunque reconocen que en algunas ocasiones sienten su vida sobreexpuesta a los demás.

Son jóvenes, son divertidos y soñadores, están comenzando una vida, la de adultos, llena de retos, de ilusiones, de cosas por hacer, de lugares de los que disfrutar, de amigos a los que conocer y de proyectos por los que trabajar. Gente preparada que está a punto de abrir las ventanas a un mundo nuevo. Seguro que tomas las decisiones adecuadas.

Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *