• Domingo, 24 Enero 2021

Se suspende el torneo de Futbol Base de Autol

El Club Deportivo Autol ha decidido suspender el torneo de fútbol base que cada puente de la Constitución se celebra en sus instalaciones y lo ha hecho con una emotiva carta dirigida a todos los que han hecho de este torneo uno de los más importantes de la zona tras 22 ediciones ininterrumpidas. Una entusiasta directiva, unos apasionados padres, un pequeño campo de fútbol 7 de tierra y el estupendo Polideportivo de Autol, fueron los ingredientes para que naciera un modesto torneo de fútbol base que desde sus orígenes siempre buscó por encima de todo el hacer disfrutar a los más pequeños de todos nuestros pueblos de al rededor. Corría el año 1997 y desde entonces, año tras año, y con renovadas ilusiones se fue construyendo algo mágico cada puente de la Constitución en Autol.

Han sido 22 años ininterrumpidos dando lo mejor de todos y cada una de las personas que componen el club por conseguir hacer del “Torneo Fútbol-Base Pequeñin Villa de Autol” un encuentro anual de niños, sonrisas y miradas cómplices en cada balón y en cada equipo que se acercaba hasta Autol a disfrutar y sentirse como un verdadero futbolista.

Y el torneo fue creciendo al calor y al cariño del Club Deportivo Autol hasta convertirse 22 años después en un gran evento deportivo para Autol y su comarca. Año tras año el torneo crecía sin perder un ápice de su magia y de su objetivo original que no es otro que el de seguir potenciando a los clubs y a los niños de los pueblos por encima de las grandes canteras de las capitales. Un torneo mayúsculo dónde más de 4.000 personas visitaban las instalaciones del municipio y dónde más de 100 equipos daban vida a este pequeño sueño que nació en 1997 hasta convertirse en la gran fiesta del fútbol base del norte de España.

“Y llegó el año 2020 acompañado de un bichito que desgraciadamente nos ha cambiado la vida a todos y cada uno de nosotros, especialmente a los niños, que están siendo los grandes perjudicados, con sus balones aparcados debajo de sus camas, muchas tardes de amigos junto a una portería que se han perdido, muchas carreras persiguiendo balones y jugadas imposibles, muchas anécdotas y muchas historias por contar que se han quedado escondidas entre los tacos de fútbol sin usar”, cuentan desde el club. Una pandemia que nos ha robado un trocito de corazón y de fútbol en cada positivo y en cada familiar hospitalizado; pero no se van a rendir tan rápido. Han guardado los balones, las redes, los trofeos, las medallas, los goles, el caldo, el choricillo, el café de puchero y las ganas de seguir viendo a vuestros hijos felices… Esto es un paréntesis, una pequeña prórroga que tarde o temprano traerá una tanda de penaltis dónde vamos a ganar al Covid con golazos cargados de sueños y sonrisas por seguir haciendo lo que más nos gusta: ver a vuestros hijos felices al lado de un balón.