• Domingo, 27 Septiembre 2020

Todo pudo pasar, pero el Calahorra volvió a empatar

Los calagurritanos llegaban al campo de las Pistas de Salamanca necesitados de puntos pero también necesitados de confianza en sí mismos. El mes de enero no fue nada bueno para los rojillos y parece que febrero tampoco ha empezado portándose bien con un equipo que necesita que los nuevos se acoplen sí, pero también algo más; el juego desde hace semanas brilla por su ausencia.

Y los once que salieron al campo de inicio parecían intentarlo pero sin nada de éxito en los metros finales. Rodrigo o Yasin corrían la banda, centraban y la jugada terminaba en córner. Como en un boomerang de Instagram. Una y otra vez. Seis  córners en menos de veinte minutos. Y mientras el equipo lo intentaba sin conseguirlo en una jugada de estrategia, en la primera de los castellanos, llegó el gol de Gallego. 0-1. Parecía increíble.

Reaccionaba rápido el conjunto riojano con gol en apenas dos minutos de Chaco, que está más cómodo lejos de La Planilla. Casi no les había dado tiempo a saborear a los castellanos su victoria. Y es que parece que los rojillos son capaces de reponerse rápido a ir por detrás en el partido pero del empate le supone un esfuerzo inhumano salir. Como si de una barrera mental se tratase.

Ya en la segunda parte Yasín marcaba en propia puerta al intentar despejar un balón en una internada de Unionistas. Era el minuto 73, y de nuevo en poco más de ocho minutos, el Calahorra volvía a poner las tablas en el marcador. Esta vez era José Ramón tras una jugada de Rodrigo que fue el que marcó la diferencia en el campo. El 2-2 era definitivo a pesar de que el Calahorra tuvo alguna opción de dejar el partido sentenciado. Chaco falló a la primera y en la segunda opción paso a Kamal en vez a a Rodrigo a quien tenía a pocos metros .

Todo pudo pasar en un partido en el que el Calahorra se puso en dos ocasiones por detrás pero el empate es el sino de este equipo esta temporada.