• Miercoles, 23 Septiembre 2020

Vuelven las cenas a Casa Mateo…. y en terraza

Fue en 1921, hace ahora casi un siglo cuando nació Casa Mateo, uno de los restaurantes más tradicionales de la gastronomía calagurritana. Por su establecimiento en la plaza del Raso han pasado la mayoría de los calagurritanos y turistas llegados de buena parte de la geografía española.

Maestros en la comida más tradicional, cuidando que llega a sus comensales sea de alta calidad no hay quien pueda resistirse a sus mejores platos entre los que sin duda está la tradicional menestra o las pochas. En un local coqueto se pueden disfrutar desde hace décadas de obras de arte en formato gastronómico pero tras la crisis del COVID-19 el local ha visto reducido su aforo por lo que desde la familia del restaurante, a la que se ha incorporado una nueva generación se decidió dar un paso más. Por eso desde hace unas semanas desde Casa Mateo vuelven a ofrecer sus suculentos platos también durante las cenas.

“Llevábamos desde los años 90 sin ofrecer cenas en el restaurante pero con la llegada de sabia nueva hemos apostado por hacer algo diferente y volver a las cenas”, cuenta Alfonso.

La idea es además novedosa. Para esas cenas tan especiales han abierto su terraza. Así los fines de semana en un marco incomparable como es la plaza del Raso ofrecen un menú delicioso para todos aquellos que quieren acompañarles.

“Se trata de un menú más de terraceo en los que se incluyen platos muy novedosos con los más tradicionales de nuestra carta habitual”, comentan desde Casa Mateo con el orgullo que permite ofrecer a sus clientes la calidad de siempre en un nuevo formato.

En estos momentos, Casa Mateo cuenta con un total de seis mesas en la terraza que permite al cliente degustar platos tan exquisitos como el pastel de pescado o el pulpo en escalivada que están siendo todo un éxito entre sus primeros comensales.

Con la alegría de que se hayan vuelto a abrir las fronteras y la inminente llegada de clientes habituales como los vascos o los navarros ofrecen este nuevo servicio que aúna la calidad de toda la vida con una propuesta novedosa llena de sorpresas y enfocado también a un público nuevo más joven que pueda compartir mesa y mantel con los clientes de toda la vida.

Una maravilla tener Casa Mateo de nuevo abierto con esa maravillosa terraza que, de momento, estará abierta todo el verano… y quien sabe si nace para quedarse para siempre.